Transporte alternativo: del tráfico, las bicicletas y caminar por la ciudad

Estilo de vida

Tráfico, bicicleta, transporte público, patinar

¿Cuál es tu medio de transporte habitual?

Hace como cinco años saqué mi licencia de conducir por presión de una amiga. Según ella, podía haber una emergencia en algún momento en que estuviera yo sola con alguien en una finca en un lugar remoto. En teoría, le iba a pasar algo a esa persona y yo sería la única que la pudiera sacar. La llevaría manejando a un hospital cercano.

La historia es muy poco plausible, pero en todo caso me llevó a sacar mi pase que he usado un promedio de… dos veces por año (con franca tendencia a la baja). Creo. En verdad, salí algunas veces con amigos que me corregían, pero nunca sola, y nunca tuve las ganas ni la necesidad de practicar más. Porque, al final, con todas las incomodidades y la lentitud, prefiero casi siempre el transporte público.

Lo que me hace pensar en eso es que en medio del tráfico bogotano y sus eternos trancones (lo mismo creo que aplica para México o cualquier parte), la mitad de los carros que veo desde la ventana del bus están ocupados por una persona, de vez en cuando dos o más. Pero casi siempre una sola. Y miro el bus lleno y me imagino que si todos los que estamos ahí (parados, sentados, apretujados) usáramos un carro el trancón crecería de una forma exponencial. Entonces voy en bus, en transmilenio, en metrobús, en metro, en lo que sea que haya de transporte público donde esté. Claro que no es que odie los carros. Son comodísimos y a veces facilitan mucho la vida, como cuando haces mercado o vas al aeropuerto o algo así. Viajar en carro es más rico. Lo sé.

Medios  de transporte alternativos al carro: de los patines al bus

Caminar

A veces las distancias no son tan extensas o no hay realmente ninguna prisa. Entonces prefiero caminar. Porque caminando veo la ciudad, veo lo que no se distingue tanto cuando se está en un vehículo. Disfruto de moverme algo, de sentir que no me quedo sentada todo el día. Si el día está lindo, recibo algo de sol. Mientras camino, pienso que estoy fabricando vitamina D, que por alguna razón me hace falta a veces. Voy oyendo música, algún podcast o los carros y los pajaritos.

Las bicicletas, los patines, el monopatín…

Mi papá, cansado de manejar entre las motos, los buses y todos los otros carros, decidió irse en bicicleta a la oficina cuando se trastearon y quedaron más cerca de la casa. Entonces se pone todo su equipo (casco, guantes, gafas…) y sale pedaleando entre las tantas bicicletas que se han unido al tráfico bogotano. Haría lo mismo para ir a clase, si no fuera por lo lejos que está mi universidad y la montaña que hay que escalar. Pero tengo compañeros que lo hacen y que día a día llegan con su casco colgando del morral.

Hace año y algo compré unos patines. Las bicicletas nunca han sido del todo lo mío, me parecen grandes y aparatosas, además de un encarte absoluto, pero es solo una opinión. También tengo un monopatín, con el que sí me atrevo a aventurarme en las calles, pero que es en verdad bastante lento. Lo bueno es que frena perfecto y fácil, entonces hay que verle el lado bueno.

Con los patines me siento libre y como que me puedo mover fácilmente, y además, puedo subirme a un bus cuando se me antoje o entrar a donde sea sin buscar parqueadero. El otro día vi a alguien subiendo las escaleras del metro con los patines puestos. Hasta ahora estoy aprendiendo a frenar bien en bajadas (algo por lo que no me preocupé en mi niñez). Puede que en el futuro me atreva a recorrer mayores distancias en ellos, pero por ahora sigo tomándomelo con calma.

El bus (o camión, o metrobús, o transmilenio, metro…..)

El transporte público tal vez sea el menos atractivo. En todas partes vive lleno, llenísimo, y es normal que se suban a ofrecerte de todo, desde cursos de inglés hasta cepillos de dientes revolucionarios o pomadas que prometen todo. De vez en cuando te toca un cantante afinado y con talento, pero casi siempre te toca el rapero poco inspirado que te insulta con indirectas. ¿Por qué usar esos medios, entonces, si están la bicicleta, el patín y todos esos? Bueno, a veces es muy lejana la distancia. O vives en una ciudad en la que llueve mucho y deja de ser práctico lo otro. De pronto es solo una temporada en la que llueve.

Pero, en todo caso, cuando estás en el bus, puedes ver cómo van los carros a tu alrededor. E imaginarte lo que ya mencioné hace un par de párrafos. Es una de esas cosas en las que una pequeña acción individual, cuando se va sumando, comienza a tomar fuerza y a convertirse en menos (o más) tráfico para todos. Eso se traduce en más (o menos) calidad de vida para todos. En más felicidad. Más paz. Y cosas bonitas (hablando de cosas bonitas, aquí puedes leer sobre vivir bonito desde lo cotidiano).

¿Tú en qué prefieres moverte?

¿Cómo decidiste ese método o qué fue lo que te llevó a ensayarlo? ¿Has pensado en probar algo diferente, o qué te impide dar el paso? ¡Cuéntanos en los comentarios!


¿Ya sigues al blog en redes sociales?

¡Visita y sigue la página de PinterestInstagram y Facebook, y ayuda a crecer la comunidad!

entrada anterior
entrada siguiente

No Comments

  • Reply
    Diana Urrea
    11/07/2016 at 4:05 pm

    Cuando yo miro el bus lleno pienso en como sería si todos los que estamos ahí (parados, sentados, apretujados) ocupáramos un puesto en esos carros que tan solo llevan una o dos personas sería estupendo. Pero no todos tienen aún la confianza o están familiarizados con el tema de uso de carro compartido, creo que ese tema va a tardar un poco más de tiempo.

    Pero por otro lado la opción de la bici se ha vuelto super popular y a muchos les ha resuelto la vida, consideran que es un tiempo para hacer ejercicio, meditar y transportarse todo a la vez. Yo he querido probarlo pero aún considero que no tengo ni el físico ni el valor de irme desde mi casa hasta la U.

    • Reply
      adelaida1989
      20/07/2016 at 12:50 pm

      Te entiendo! A mi la subida hasta la circunvalar me da miedo y además vivo demasiado lejos para que sea práctico… por lo pronto, transmi! Muchas gracias por pasarte por aquí!

  • Reply
    andresardila
    11/07/2016 at 2:01 pm

    Bueno, creo que ya sabes como me muevo…
    Los “contras” de la bici hay que tenerlos en cuenta, al igual que para los patines: la inseguridad, el clima, las crecientes multitudes que usan e invaden cada vez más los pocos espacios disponibles.

  • ¿Qué opinas de todo esto? ¡Comenta y comparte con todos!

    A %d blogueros les gusta esto: