Recetas de avena caliente para el desayuno

Comida, Recetas
Avena caliente para desayunar con plátano, canela y almendras

Tengo esta entrada de recetas de avena caliente para el desayuno empezada desde hace semana y media, más o menos. Peeeeero…. La vida pasa. El fin de semana fue maratón de manualidades y encuentros sociales (hermanita que se casa y yo que me voy del país) y justo el lunes me roban el celular con un montón de foticos, en el lugar menos esperado. ¿A quién le roban el celular en una tienda donde venden lana, cintas e hilos? Muy triste. Pero bueno, ya las vueltas hechas, celular nuevo (¡gracias papás!) y todo comienza a ir de nuevo… entonces vuelvo aquí con las recetas de avena para desayunar.

Esta es, como en algunas otras recetas, una base que luego puedes adaptar de muchas formas, según como te guste. Te voy a dar cinco recetas de avena para desayunar y un PDF con varias listas de cosas que le puedes agregar. Seguro te pueden inspirar para que hagas tus propias combinaciones. Así no te aburres y comes bien. Trata de ir reduciendo el dulce que le agregas poco a poco, es suficiente con el de las frutas.

Además, recuerda que la avena es súper buena para la salud, en especial si la comes de forma regular. Ayuda a manejar el colesterol y tiene un montón de beneficios adicionales. Y como vas a usar la avena en hojuela (o copos de avena) para estas recetas, vas a tener fibra y es más integral. Así, no te va a dar hambre a la hora y media. Si alguna vez has desayunado corn flakes seguro entiendes a qué me refiero.

5 recetas de avena caliente para desayunar

Receta de avena caliente base

Antes de darte los ingredientes, necesito hacer una aclaración: la receta de avena caliente puede ser espesa espesa, como una papilla, o bien líquida. De ambas formas está bien, todo depende de tu gusto o del humor del que estés ese día. Las cantidades que te doy a continuación son para una que es más o menos un punto medio. Ni demasiado espesa, ni demasiado líquida. Puedes aumentar la cantidad de avena si la quieres más espesa o reducirla si la quieres más líquida.

Ingredientes y procedimiento:

  • Dos manotadas de avena en hojuelas (deben ser alrededor de cuatro cucharadas colmadas)
  • Taza y media de leche. Yo uso de vaca, pero puedes usar de soya o cualquiera que te guste. También puedes usar parte agua y parte leche, pero la proteína que tiene la leche te va a ayudar a sentirte satisfecho por más tiempo.
  1. Pon en el fogón la avena y la leche. Deja calentar y luego hervir a fuego medio o bajo. Cuidado, que no se suba y se derrame. Vas a ver cómo va espesando lentamente.
  2. Después de unos cinco minutos de que esté hirviendo, pruébala a ver si te gusta la textura de la hojuela. Si te gusta, ya está. Si te parece muy dura, continúa y ve probando.

Lo emocionante: lo que le pones encima a la avena

Desayuno con avena caliente con almendras, fresa y canela

Más abajo puedes descargar un PDF de regalo en el que hay un montón de ideas de nueces, frutas y cosas para endulzar la avena. Una buena idea es tomar un edulcorante, una fruta y una nuez. Muchas veces yo no le pongo nada dulce, porque me parece que las frutas son suficientes, pero ve probando para que le vayas agarrando el punto.

Por ahora, te voy a poner aquí algunas recetas que hago muy seguido. Tristemente, no tengo fotos de todas… pero ahí vamos.

Fresas, canela y almendras endulzadas con miel

Esta es la de la foto de arribita.

  1. Mientras se cocina la avena ve alistando tus otros ingredientes. Lava y corta tres o cuatro fresas por la mitad, parte algunas almendras.
  2. Cuando la avena esté en el punto que te gusta, mézclale una cucharadita de miel de abejas.
  3. Sírvela
  4. Decora con la fruta, las nueces y espolvorea un poquito de canela.

Banano (o plátano) con piloncillo o con azúcar morena

Esta me encanta y me hace feliz. Solo asegúrate de buscar panela o piloncillo del que ya viene molido. O usa azúcar morena, mientras más oscura mejor.

  1. Parte el banano en rodajas mientras se cocina la avena caliente.
  2. Sirve la avena, decora con el plátano y ponle piloncillo a tu gusto. Me gusta ponérselo en este punto para que esté un poquito crocante.

Avena caliente con piloncillo

Manzana, nuez moscada y nueces

  1. Parte la manzana en trozos.
  2. Cuando la avena empiece a hervir, agrega también la manzana para que se cocine un poquito.
  3. Mientras se cocina, parte unas nueces (de las de cerebrito, en verdad no recuerdo el nombre).
  4. Sírvela cuando esté en el punto que te gusta. Agrégale las nueces y ralla un poquito de nuez moscada. Es fuerte, entonces no pongas mucha.

Puedes también agregar la manzana cuando sirvas la avena si la prefieres fresca y crocante. Esta receta es igualmente rica con canela o con pera.

Ciruelas pasas con macadamias y miel de agave

  1. Mientras se cocina la avena, parte las ciruelas y las macadamias
  2. Sirve la avena cuando esté y agrega las frutas y nueces. Ponle miel a tu gusto.

Duraznos y cocos deshidratados, almendras y miel de abejas

Esta se parece mucho a una granola que vendía hace años. Es una combinación súper súper rica. Solo busca del coco deshidratado que no tiene azúcar añadida.

  1. Mientras se cocina la avena, parte los duraznos y las almendras.
  2. Sirve la avena y combina con las frutas, las almendras y una cucharadita de miel de abejas.

Avena caliente para desayunar con banano y pecanas

¿Quieres más recetas con avena para desayunar?

Puedes revisar el bircher muesli y las barras de avena. Si quieres que ponga aquí varias recetas de granolas, también lo puedo hacer, solo cuéntame que te interesan. O si quieres una variedad gigante de desayunos para toda ocasión, revisa la página en la que están todas las recetas de desayunos.

entrada anterior
entrada siguiente

No Comments

¿Qué opinas de todo esto? ¡Comenta y comparte con todos!

A %d blogueros les gusta esto: