Los dos mejores consejos para que no se pegue la comida al sartén

Comida, Consejos de cocina
Sartenes de colores en la cocina

Hoy es un consejo rápido y fácil de cocina que, cuando lo piensas, es completamente evidente… pero que de todas formas no habías pensado antes, por alguna razón, si siempre que vas a hacer algo en un sartén se te pega o, en vez de quedar con una costrica de sabor acaramelada y rica, termina siendo una sopa triste que se sobrecocina pero nunca se dora. Hoy te voy a dar dos consejos súper probados en cocinas de restaurantes de todo el mundo para que no se pegue la comida al sartén. ¿Quieres más consejos de cocina? Lee también sobre cómo lograr pasteles perfectos a cualquier altura o la importancia de los sabores en la comida regional.

Se reduce a dos variables: la temperatura en la que está tu sartén y la cantidad de cosas que pones en él. (Probablemente también tu estufa, ahora que lo pienso).

Consejo de cocina para que no se pegue la comida al sartén

Para la temperatura

Más alta siempre es mejor. Al menos al principio. Deja calentar el sartén bastante. Hasta que creas que le está saliendo humo. Agrega un poquito (¡poquito!) de aceite y deja que se caliente. No uses de oliva porque se te va a quemar, si quieres saludable usa el de canola y deja el otro para la vinagreta. Pon lo que vas a cocinar en el sartén en un movimiento alejándose de ti para que no te salpique. Déjalo quieto un par de minutos. Baja un poco la temperatura para que se cocine bien sin quemarse por fuera. Voltéalo con una espátula o unas pinzas, ojalá solo una vez, cuando veas que sea ha cocinado más o menos hasta la mitad.

Para la cantidad de cosas que pones

Se relaciona directamente con la anterior. Es muy probable que lo que quieras cocinar venga de la nevera y que, al llenar hasta lo imposible tu sartén con todo lo que quieres cocinar, esa temperatura casi-humeante que habías tenido la paciencia de conseguir se vaya a la nada. ¿Solución? Como en muchas cosas de la vida, menos es más. Usa un sartén más grande en un quemador más grande o cocina en varias tandas y mantén caliente en el horno. Supongo que una regla fácil sería que pudieras ver el sartén fácilmente entre lo que le hayas puesto.

En resumen, para que no se pegue la comida

  1. No le des opción a nada de pegarse obligándolo a hacer esa costrica (que no, no va a mantener los jugos adentro) muy rápido con una temperatura bien alta y
  2. evita que se ensopen dándole a cada quién su espacio.

¡Y disfruta cocinando! Puede ser el espacio perfecto para que te relajes al final de un día horrible en la universidad o la oficina, no vuelvas algo que tienes que hacer cada día en un tormento más. Disfruta y piensa qué te gustaría comer hoy. ¿Qué tal unas pastas con brócoli y queso de cabra? ¡Podrías poner en práctica tus habilidades con el sartén al cocinar el brócoli (aunque, en verdad, la receta es súper fácil)!

Nos vemos el viernes 🙂

Sartenes de colores en la cocina, dos consejos para que no se pegue la comida al sartén


¿Ya sigues al blog en redes sociales?

¡Visita y sigue la página de PinterestInstagram y Facebook, y ayuda a crecer la comunidad!

entrada anterior
entrada siguiente

No Comments

¿Qué opinas de todo esto? ¡Comenta y comparte con todos!

A %d blogueros les gusta esto: