Los cafés favoritos, con cariño

Comida, Estilo de vida
Café Avellaneda

Si eres como yo, seguramente tienes varios cafés favoritos y vas acumulando las tarjetas de fidelización en tu billetera. Está el de cerca al trabajo, el de cerca a la casa, el del barrio que te gusta… y pues después están todas las cadenas. En Colombia, Oma, Juan Valdez; en México, todos los cielos (Cielito Querido, Punta del Cielo, Pasión del Cielo); las internacionales como Starbucks, Gloria Jeans y hasta Dunkin Donuts.

Muchas veces las cadenas tienen ciertas ventajas: programas de fidelización más robustos, un internet mucho más estable, están cada cuadra y media. Pero también el café (o té) es más masivo, lo que repercute en un montón de cosas, la pastelería proveniente de una planta y probablemente no tan rica, la atención poco personalizada, el ambiente estándar.

Qué tengo en cuenta al escoger mi local favorito

Tengo mis lugares favoritos muy definidos y, si nada falla con ellos, puedo seguir yendo más o menos indefinidamente. Pero cuando voy a explorar, a buscar nuevos lugares de los que pueda apropiarme para poner en mi “lista de cafés ricos donde me siento bien”, hay varias cosas que tengo en cuenta.

El ambiente: las primeras impresiones sí que cuentan

Un café con un buen ambiente, como Chiquitito, es indispensable

La primera es la comodidad de las sillas y las mesas. Eso es porque muchas veces paso un montón de tiempo ahí, leyendo, escribiendo o estudiando, y que te duela la cola al final no aguanta, ¿no? Ligado con eso están el diseño del lugar. Me gustan más los modernos, iluminados, llenos de materiales naturales.

Y claro, la música. Para darte un ejemplo: hoy estoy probando un nuevo lugar, pero en toda la tarde (vine a comer y luego escribir un rato) la música ha sido principalmente electrónica, de esa que es acelerada y que me hace pensar en gimnasios. No tengo nada en contra de la electrónica, simplemente no es de mi gusto la mayor parte de las veces,. Pero puede que justo sea lo tuyo y te parecería la mejor elección. Lo mío es música con la que me pueda concentrar y no, no te puedo decir qué género es porque varía con el día.

Y las segundas también: ¿comodidades adicionales?

Para mí, al menos, que tengan wifi es una necesidad absoluta. Sobre todo, que sea un wifi de calidad que sí permita conectarse a internet y hacer cosas normales, como… escribir esta entrada y subirle sus fotos. Trabajar en línea. Buscar fotos. No pido velocidad para Netflix, pero sí algo estable y básico. Aparte, conexiones eléctricas suficientes. Un solo enchufe para cuatro mesas no es suficiente de ninguna forma. Seguramente lo era hace años, pero ahora… ¿celular? ¿tablet? ¿computador? ¡¿todo al tiempo?!

Los productos: con alguna historia

Por ejemplo, en Azahar le compran directamente a los caficultores y te pueden decir lo que quieras, desde cuándo fue la cosecha hasta quién la hizo y en qué finca. Y hacen catas gratis de cafés los últimos sábados de cada mes en la mañana. Siempre me quedo dormida y se me olvidan, pero si vives en Bogotá ahí tienes un plan.

En Artté, te pueden explicar lo que quieras sobre el té que te vas a tomar y todos son orgánicos. Ellos los llevan personalmente a un laboratorio para asegurarse de que no les están metiendo cuentos.

En Chiquitito, todos los cafés son locales y además tienen precios diferenciados según si lo compras para llevar o para tomar en el local, tratando de promover que haya menos basura (si llevas tu propia taza, te dan el precio de “tomar ahí”, más barato). Aparte, describen su ambiente como “bonito y relajado”, lo que aparte de tierno es súper al punto. Y así sucesivamente.

La comida y pastelería

El mejor plato de frutas que me han dado en un café

El mejor plato de frutas que me han dado en un café

Con esto no quiero decir que se tengan que asemejar a un restaurante. Ni mucho menos, porque obviamente no lo son. Pero el cariño se ve en los detalles y la comida es uno de ellos. La comida de café, sándwiches sencillos, pasteles, galletas, panes y tal vez ensaladas de frutas es algo que siempre me ha gustado mucho. Y cuando vez que le meten esfuerzo y no compran lo más barato o, mejor aún, le meten las ganas y lo hacen ellos mismos, es bonito. Te doy unos ejemplos.

En Reevolución te hablan de “ensalada de fruta” como quien no quiere la cosa, pero cuando la pides te llevan el plato más increíble con las frutas más ricas y a un precio que no entiendes. Las sorpresas lo son todo. Desde la galletita con el café que te dan en algunas partes, hasta las sorpresas en la comida o en la presentación. En Chiquitito preparan toda su comida y pastelería en el lugar, en la barra, como para que no queden dudas de que lo hacen con amor, rico, fresco y bien. Y así se ve: es de la comida de café más rica que he probado.

La ubicación

Generalmente, los busco “cerca de”, como ya mencioné. La casa, la oficina, en el camino o en un barrio que me guste visitar (como Avellaneda, que tiene café muy rico y está en Coyoacán, pero al que no iría de otra forma porque es bien incómodo para trabajar). Pero por eso es que tengo como cuatro tarjetas de fidelización: una por cada barrio y cada café.

¡Nunca te olvides de la química!

Pero lo cierto es que también necesitas tener buena química con tu barista y con quien sea que te sirva el café. Porque puede que haya dos locales con granos o tés igualmente buenos, pero en uno te sientas cómodo y ya llegues a saludar y comentar algo y en otro te sientas incómodo hasta pidiendo para llevar. Y hay un punto en el que, si tienes gustos más o menos regulares, saben hasta qué te gusta y como lo tomas. En el café de la universidad ya sabían: latte de 9 oz. Aquí, también ya me conocen en Chiquitito, así no vaya sino cada semana o dos (poco presupuesto, muchas ganas de cafe bueno).

Los cafés que nombré, por ciudad

En esta entrada nombré varios cafés, mis favoritos personales. Todos me encantan. Ninguno es consciente de que lo quiero tanto. Y no son los únicos, solo que cuando me encariño con algo, me quedo con eso. Pero aquí está la lista, para que los conozcas y te vuelvas fan también:

Bogotá

  • Artté: no venden café, pero tienen un montón de opciones de tés orgánicos. Cada vez renuevan su oferta, lo último que hicieron fue agregarle flores y frutas secas para que tú hicieras la combinación que te gustara. Además, tienen catas temáticas los sábados en la mañana. Me considero la más fan.
    • Calle 119B # 5 -48, Usaquén. Tel. +57 1 704 4240
    • CC Titán Plaza, en la Av Boyacá con calle 80 (este es un concepto más rápido, menos de ir a trabajar y estudiar toda la tarde)
  • Azahar: junto al Parque de la 93
    • Carrera 14 # 93A-48
  • Doméstica: en Chapinero alto. Hacen talleres y clases periódicamente, de cosas varias… como crochet y hacer terrarios
    • Carrera 6 # 56-35, Tel. +57 1 467 24 09
  • Masa: el pan es buenísimo. Las galletas y tartas también.
    • Calle 81 # 9-12 Tel.+57 1 466 1552
    • Calle 70 # 4-83 Tel. +57 1 211 0899
  • Brot: Es más panadería que café. Y por eso tienes que probar la baguette de chocolate si vas.
    • Calle 97 11a-52. Tel. +57 1 636 6067
    • Calle 81 7-93. Tel. +57 1 317 9100
    • Calle 70 8-44. Tel. +57 1 457 0760

Ciudad de México

  • Reevolución: Sobre Revolución, a dos pasos de Plaza Loreto.
    • Av Revolución 1905, San Ángel. Tel. +52 55 4333 2112
  • Chiquitito: tienen dos. Yo me la paso por el de mi oficina, que es junto al Angel de la Independencia, pero hay otro por La Condesa y no dudo que la atención, la comida o el café sean igual de buenos.
    • Río Lerma 179, Colonia Cuauhtémoc. Tel: +52 55 5207 0427
    • Alfonso Reyes 232E, Colonia Condesa. Tel: +52 55 5211 6123
  • Avellaneda: en Coyoacán, o por Coyoacán. Todavía no tengo claros los límites.
    • Calle Higuera 40, Barrio de la Concepción. Tel: +52 55 6553 3441

Medellín

  • Pergamino: queda cerca al Lleras. Punto adicional: ¡puedes ir con tu mascota!
    • Carrera 37 8A – 37 (Vía Primavera) Tel. +57 4 2686444.
  • Velvet: justo en frente a Pergamino. Al buscar la dirección, me enteré de que era un café originalmente belga…

y por último…

¿Quieres comer más rico? ¿Vivir más tranquilo y feliz? ¿Aprovechar mejor tus días? Bueno, ¿qué estás esperando para recibir un correo que te ayude a lograr todo esto y más?
¡Haz clic y únete al blog!

¡Recibe en tu correo recetas y consejos para que cada día estés más feliz!

También puedes seguir al blog en tu red social favorita o en tu lector RSS. Yo uso BlogLovin desde hace años y me funciona súper. Lo puedes seguir por ahí también.

entrada anterior
entrada siguiente

4 Comments

    • Reply
      Ade
      20/04/2017 at 7:55 pm

      Gracias por el dato! Cuando vuelva a Bogotá lo miro en detalle 🙂

  • Reply
    andresardila
    12/04/2017 at 4:16 pm

    Al leer tu post me dieron ganas de tomarme un buen café, con unas ricas galletas hechas por Ade…

    • Reply
      Ade
      20/04/2017 at 7:54 pm

      Tómate un café, yo escribo la receta de las galletas que quieras y las preparas con la mamá (y le das una a escondidas a Tobías y a Gaspar)

    ¿Qué opinas de todo esto? ¡Comenta y comparte con todos!

    A %d blogueros les gusta esto: