El equipaje básico de un viaje: qué llevar, cómo empacar + formato PDF

Consejos de viajes, Viajes
Cómo empacar

Empacar para un viaje siempre tiene varios sentimientos compañeros: la emoción de estar a punto de ir a conocer un lugar nuevo o lo rico que se siente volver a un viejo favorito, pero también la ansiedad de enfrentarse a la maleta vacía. Siempre es duro pensar en qué llevar: ¿cuál es el equipaje básico? ¿Por qué no hay una cchecklist y luego alguien que haga que todo quepa en esa maleta? Porque nunca parece caber todo…. Bueno, hoy te voy a ayudar a solucionar en parte esos problemas.

Digo en parte, porque el resto depende de ti, yo solo voy a tratar de hacerte la vida más fácil con estas checklists de equipaje y consejos para acomodar todo en la maleta. Así no vas a llegar sin pijama (o con la pijama en la cartera porque la recordaste saliendo de la casa). En todo caso, si vas a un viaje un poco más largo o en el que puedas encontrarte en situaciones algo fuera de lo común, te recomiendo esta entrada, donde cubro algunos ítems que pueden pasar desapercibidos pero a la hora de la verdad son súper útiles.

¿Qué llevar de viaje?

Cómo empacar

Lo primero primero primero es pensar en el viaje que vas a hacer, porque sin eso estás empacando a la loca. Una de las checklists adjuntas tiene una gran cantidad de cosas, separadas algo temáticamente para que puedas ignorar la sección de “clima frío” si vas a la playa. Pero cada persona es única, entonces vamos a ir parte por parte.

Adáptate al motivo de tu viaje

¿Vas por una ocasión especial? De pronto estás viajando por un matrimonio. O por trabajo. O de pronto solo a echarte en la playa, pero en todo caso es bueno que pienses en las actividades en que vas a ocupar los días de tu viaje para que no sea el día antes de la boda y estés pensando dónde conseguir unos tacones o una corbata. Revisa y anota cuál va a ser la pinta que vas a llevar para ese día y consigue todo con tiempo.

Adáptate al clima de tu destino

Es bueno tener una idea del clima y temperatura promedio del lugar al que vas a viajar para la época del año que tienes programada. ¿Llueve mucho? ¿Hace frío? ¿El clima es húmedo y caliente? ¿Va a nevar? No es lo mismo, por ejemplo, viajar a Toronto en julio que en enero. Cuando estés próximo a la fecha de tu viaje revisa nuevamente el pronóstico del clima para cuando estés allá, porque con el cambio climático los promedios anteriores cada vez quieren decir menos y es mejor que estés preparado.

Todo esto va a que empaques acorde a tu clima. Muchos europeos o estadounidenses vienen a Bogotá pensando que, como está cerca del Ecuador, hace un calor delicioso todo el tiempo, mientras que las lluvias y una temperatura promedio de 16ºC es la norma buena parte del año. ¿El resultado? Los ves caminando por el centro histórico, esquivando charcos, tullidos del frío en sus shorts y sandalias. Que no te pase eso. O lo opuesto.

Lleva prendas que puedas combinar muy fácilmente entre ellas

No es el momento de llevar ese pantalón estampado que te encanta pero que solo te puedes poner con esa única camiseta porque o si no se ve espantoso. Mira tu armario y escoge las prendas con que te sientas cómodo pero que a la vez sean súper flexibles en cuanto a las opciones para vestirte, sin que te sientas con un uniforme. Algunas formas de hacer esto son basarte en una paleta de colores que combine fácilmente, pensar en los diferentes outfits desde antes de empacar y llevar accesorios, que no ocupan tanto espacio pero le pueden dar un aire completamente distinto a prendas básicas.

Ten en cuenta otros factores

¿Cuántos días vas? Cuantos más días, más importante es que todo combine con todo, porque no vas a poder llevar 17 pantalones para todos tus días de viaje. ¿Vas a poder lavar? ¿Cuándo? Asegúrate de llevar ropa que te alcance hasta el día en que vas a poder lavar. Los jeans y otros pantalones te los puedes poner varias veces antes de tener que lavarlos. La ropa blanca que se ensucia con verla no tanto. El equipaje básico va a ser el mismo, pero las cantidades pueden variar. De pronto no necesitas siete camisetas sino solo cuatro y ahí ya te ahorras espacio.

¿Qué tienes? ¿Qué te hace falta? Es posible que tengas que comprar algunas cosas, como el bloqueador, pero también puede que alguien te pueda prestar por un par de semanas algo más, como el abrigo de invierno que definitivamente no necesitas donde vives y no lo vas a usar después de viaje. Cuando estés llenando las listas (las puedes descargar más abajo), también piensa si lo que estás poniendo sí lo vas a usar o es simplemente un capricho. Hazte un favor y deja todo lo que no sea necesario o hayas llevado a viajes anteriores y nunca hayas usado. Si hay algo que, por el contrario, nunca llevas pero siempre te arrepientes, ¡anótalo de una vez! Que no se te quede en este viaje.

¿Cuál es la mejor forma de empacar la maleta?

¿Qué llevar a un viaje?

Una vez tengas tu equipaje básico listo para la maleta, además de los otros ítems que te hayan parecido útiles del otro artículo que te recomendé, es hora de empacar. Trata de que no sea el mismo día del viaje, sino al menos el día anterior. Así puedes estar más tranquilo y si piensas en algo a última hora (lo que no debería pasar si has llenado la lista y seguido los pasos anteriores) puedes hacer algo al respecto.

Antes de empacar

Es bueno preparar algunas cosas antes de guardarlas en la maleta, sobre todo para prevenir accidentes.

  • Asegúrate de que todas las botellas de los productos de aseo están bien cerradas. Luego, guárdalas en bolsas plásticas, todas mirando para el mismo lado, y hazles un nudo. No quieres tu ropa llena de bloqueador cuando llegues.
  • Los zapatos también puedes meterlos en bolsas si quieres, pero al final la suela no debería tocar la ropa de todas formas. Si lo vas a hacer, asegúrate de guardar cosas dentro de los zapatos, como las medias, el desodorante o cosas así, pequeñas, que aprovechen ese espacio que de otra forma estaría desperdiciado. Guarda solo un zapato por bolsa.
  • Es buena idea que tengas una bolsa en la que guardes tu ropa interior, para que no esté volando por toda la maleta, y otra en la que estén tus vestidos de baño (en especial si eres mujer)
  • Las cosas de aseo más pequeñas también las puedes poner en una bolsa de viaje. Venden muchísimas, mira una que en verdad te parezca práctica. Personalmente, no me gustan las que tienen mil compartimientos porque no se adaptan a lo que uso y terminan haciendo bulto

El orden para empacar

Ahora, empacar es como jugar tetris en la vida real, pero con el privilegio de escoger el orden de las piezas. De ahí y del trato brusco que generalmente reciben las maletas en los aeropuertos se derivan algunas reglas:

  • Siempre busca darle prioridad a lo más grande. Es muy posible que esto sea lo de aseo.
  • Lo más pesado debería ir al fondo de la maleta, en la parte que va a quedar abajo cuando la pares (donde van las reeditas, probablemente).
  • No desperdicies ningún espacio (recuerda los zapatos)
  • Trata de hacer una protección en todo el perímetro con lo que puedas. Abajo, pantalones. En los lados, los zapatos con la suela contra la pared de la maleta. Arriba, la toalla, chamarra, bufanda, más pantalones, salidas de baño…
  • Trata de pensar en bloques o cubos, no de ir cubriendo todo de forma pareja. Esto es imposible cuando tienes en cuenta las bolsas de aseo. Ponlos primero y trata de igualar ese desnivel con una torre de camisetas.

Para empacar:

  1. Asegúrate de sacar las cuerdas o hebillas que vienen en la maleta. Normalmente son dos por lado y buscan que, cuando empaques, puedas asegurar el equipaje para que no se mueva tanto.
  2. Haz una base con pantalones, que no se arrugan fácil, y pijamas, que no importa que se arruguen. Esto va a ayudar a proteger lo siguiente un poco contra los golpes que inevitablemente ocurren en el avión.
  3. Pon las bolsas con las botellas, teniendo claro cuál es la base de estas para que coincida con la base de tu maleta y ponlas en una esquina.
  4. Acomoda las bolsas de aseo, ropa interior, regalos que lleves… todo, siguiendo el principio del tetris. Primero lo más grande, no dejar espacios vacíos.
  5. Probablemente de lo anterior resulte, o un espacio más o menos rectangular vacío, o un espacio plano. Ahora sí, acomoda tu ropa ahí, a excepción de la chamarra o alguna prenda más o menos grande.
  6. Ahora, los zapatos, sandalias y todo lo que tenga suela. Las suelas contra las paredes de la maleta para buscar un poco más de protección.
  7. Por último, las piezas de ropa grandes que reservaste, que sirven de “tapa”, para mantener todo más o menos en su lugar.
  8. Asegura las hebillas de la maleta y ciérrala. Siéntete orgulloso de ti mismo.

Las listas con el equipaje básico

Puedes encontrar dos PDFs para descargar. La Lista de equipaje básico ya tiene las cosas más básicas que puedes necesitar. Puse todas las cosas que puedes necesitar, es evidente que no las vas a usar todas pero es mejor que estén ahí y caigas en cuenta de algo a que se te olvide por completo. La otra es una lista en blanco, con las mismas columnas que la primera, pero para que llenes a tu antojo. Ambas tienen un espacio para poner notas útiles.

Descarga los archivos que necesites y no te olvides de compartir la entrada si te pareció útil, ¡sobre todo en esta época del año!

GuardarGuardar

entrada anterior
entrada siguiente

No Comments

¿Qué opinas de todo esto? ¡Comenta y comparte con todos!

A %d blogueros les gusta esto: