Tres recetas fáciles de ensaladas para llevar

Comida, Recetas
Ensalada de frijoles negros con jitomate y huevo

Las comidas sencillas deberían extenderse más allá del tiempo que estamos en la casa. Después de todo, la mayoría no trabajamos o estudiamos desde el estudio de la casa, sino que salimos por horas y horas y regresamos ya casi en la noche para cenar. ¿Pero qué comer mientras tanto, a la hora de la comida, del almuerzo, de las onces? Hoy, después de una pausa eterna, te traigo ensaladas ricas y distintas para seguir ampliando el repertorio de comidas sencillas del blog. Están para que varíes tu dieta y comas esas verduras llenas de vitaminas y cosas buenas (y luego comas pizza en el fin, porque la vida se trata de encontrar un balance).

Yo las llevo en un frasco que nos regaló mi mamá, que es bonito y además súper hermético. Como es de vidrio, no va oliendo cada vez más raro sino que se mantiene bastante neutral, sobre todo lavándolo con vinagre y bicarbonato de vez en cuando. Puedes comer de él (¡la tapa no queda colgando a un lado!) o voltearlo en un plato. Si tienes cafetería donde trabajas, es la opción perfecta. Las ensaladas se ven lindas al salir.

Nota: algunos enlaces de esta página son afiliados y gano una pequeña comisión por compras que hagas sin que te cueste. Esto me ayuda a mantener el blog y mejorarlo cada vez más. Puedes leer la política de afiliados completa aquí.

Bueno, este frasco lo compramos en Crate & Barrel y salió a buen precio, pero luego vi que en Amazon los venden en sets de seis, pero salen costosos  (no entiendo por qué). Podrías reemplazarlos por estos de Ball, que son algo más chicos, pero creo que tienen el tamaño perfecto. Si miras, en las fotos nunca llenamos el frasco, es demasiado para una persona. Puedes juntarte con un par de amigos para justificarlo (sobre todo en la segunda opción, en que vienen 12), pero en verdad creo que valen la pena hasta para organizar la alacena. Si no lo tienes no hay lío: llévalas en el recipiente que te guste. A la larga se trata de tu comodidad y lo práctico que lo busques.

Dos de las ensaladas de hoy son vegetarianas, además. Porque está bien darle un descansito al mundo cuando se puede. Y los ingredientes los puse para dos personas: tú y tu pareja; el martes y el jueves; tú y un amigo; tú y los frasquitos varios de la nevera si divides todo en dos.

Ensalada de almuerzo en frasco para llevar

Ensalada 1: fríjoles negros con jitomate y huevo

Ensalada de frijoles negros con jitomate y huevo

Esta es mi favorita, la verdad. Cuando tengo todo para hacerla en la casa me espero unos días y me doy un gusto. Es súper sencilla, como vas a ver, y no te tardas ni diez minutos en lograrla.

Ingredientes:

  • Una lata grande de fríjoles negros enteros, de los que no vienen en salsa sino en salmuera.
  • Una lata pequeña de maíz tierno. Alternativamente, entre 1/2 – 2/3 de taza de maíz congelado y cocido en un sartén hasta que esté bien. O maíz tierno fresco, que cuezas hasta que esté en su punto.
  • Dos jitomates. O tomates rojos.
  • Pimiento morrón o pimentón. Yo lo uso verde, para que le de contraste.
  • Cuatro huevos
  • 1/4 de cebolla blanca
  • Condimentos de tu gusto
  • Opcional: ¡aguacate! Siempre es rico.

Procedimiento:

  1.  Abre las latas y ponlas a escurrir.
  2. Pon los huevos en una olla con agua fría y ponlos al fuego.
  3. Mientras tanto:
    1. Pica la cebolla bien fina
    2. El pimiento morrón en cuadros más grandes. Yo no soy tan fan de él, porque me parece muy fuerte el sabor, entonces uso medio para dos personas.
    3. El jitomate o tomate en cubos
  4. Pon los fríjoles en un bowl y sazona con sal, pimienta y alguna hierba, como orégano. Si tienes sal de ajo, quedan bien ricos. Sírvelos hasta el fondo del frasco, dividiendo bien la cantidad.
  5. Revisa el agua con los huevos. Cuando comience a hervir, por un temporizador por 6-8 minutos, según lo cocidos que te gusten los huevos.
  6. Distribuye el maíz, luego la cebolla, el jitomate y el pimentón en los frascos. Otra cosa que me gusta de estos frascos es que tu comida se ve linda.
  7. Cuando estén los huevos, pásalos por agua fría y pélalos. Pártelos como prefieras. Yo los parto por la mitad, hasta quedar con ocho trozos por huevo. Ponlos sobre el resto y sazona un poco más (piensa que los vegetales, hasta ahora, no llevan nada).
  8. Cierra bien tu frasco y a la nevera. O a la mochila, si ya vas de salida.

Si quieres, algún día podrías omitir el huevo y en lugar de este ponerle una o dos salchichas mezcladas con los fríjoles. Córtalas en rodajas y dóralas en un sartén sin aceite. Es una variante que he ocupado un par de veces, y queda igual de rica. Si estás de afán, tiene el plus de ser todavía más rápida… Lo más lento de toda esta ensalada es esperar a que estén listos los huevos.

Ensalada 2: atún con pepino

Ensalada de atún con pepino y aceitunas

Fer es el experto de la ensalada de atún. A mí nunca me gustó tanto, pero poco a poco me ha ido haciendo cambiar de atención. Los principales atractivos radican en su rapidez y costo, y ambas cosas me parecen atractivas en este momento. En todo caso, le hemos hecho variantes para que no sea igual siempre… hoy te traigo la que más me gusta.

Ingredientes:

  • Tres latas de atún en agua (ponlas a escurrir)
  • Un pepino cohombro
  • Aceitunas verdes
  • Limón
  • Cebolla
  • Espinaca
  • Sal y pimienta
  • Opcional:
    • un par de champiñones
    • mayonesa
    • chile verde

Procedimiento:

Puedes llevar esta ensalada de dos formas: la revuelves y la metes a los frasco o la pones en capas bonitas y admiras tu comida todo el día. Las dos saben igual de bien, solo que una tarda y ensucia más que la otra. Solo reemplaza “bowl” por “frascos” en las instrucciones. Recuerda ser equitativo.

  1. Escurre el atún y ponlo en un bowl.
  2. Parte el pepino en dos a lo largo y con una cuchara sácale las semillas. Córtalo en tajadas de más o menos medio cm. Agrégalas al bowl.
  3. Parte las aceitunas a la mitad, agrégaselas al pepino.
  4. Pica bien fina la cebolla blanca. Agrégala.
  5. Parte en tajadas los champiñones, si los vas a usar, y agrega una cucharadita o dos de mayonesa.
  6. Lava la espinaca y pártela en trozos con la mano (tarda más en ponerse negra).
  7. Sazona con sal, pimienta y jugo de limón verde. Mezcla y luego sirve en el frasco, si estás en la opción del bowl, o cierra los frascos.

Ensalada 3: vegetales frescos y huevo

Ensalada de vegetales frescos para llevar

Tanto en esta ensalada como en la anterior, me gusta llevar aparte un paquete de galletas integrales o de las que son solo tostadas de maíz horneadas, para acompañar. Con la de fríjoles no me parece necesario. De esta ensalada sólo te nombro algunos de los posibles ingredientes a continuación, pero ten en cuenta que hay miles de opciones. Cambia la lechuga por una de otro tipo, por rúgula o espinaca; añade pimentón, rabanitos, espárragos, guisantes…. lo que quieras está bien. Solo cuida de poner lo más delicado (generalmente las hojas) al final, antes de cerrar.

Ingredientes:

  • 3 jitomates (tomates)
  • 1 Zanahoria
  • 1/2 pepino
  • 6-8 champiñones
  • Un puñado grande de semillas de girasol, nueces, de calabaza, las que gustes
  • Aceite de oliva o de aguacate
  • Tu vinagre favorito
  • Sal, pimienta y otras especias que quieras
  • Lechuga verde lisa
  • Aguacate (uno de los pequeños, de a mitad para cada uno)
  • 3-4 huevos

Procedimiento:

  1. Pon a cocer los huevos
  2. En el fondo del frasco, añade un par de cucharadas de aceite y media de vinagre (o un poco más, si te gusta que quede más fuerte). Añade sal, pimienta y otras especias que quieras. Mezcla un poquito.
  3. Prepara las verduras y ve añadiéndolas al frasco:
    1. Parte los jitomates en cubos
    2. Taja la zanahoria en láminas de más o menos 1-2 mm de grosor
    3. Parte el pepino en tajadas algo más gruesas que la zanahoria
    4. Los champiñones córtalos en cuartos si están muy grandes, o por la mitas si son más bien chicos
    5. Parte la lechuga en trozos con la mano (se pone menos negra que si la partes con el cuchillo).
  4. Antes de la lechuga, puedes añadir las nueces o semillas que prefieras.
  5. Cuando estén listos los huevos (igual que en la ensalada con fríjoles), pélalos, córtalos y ponlos al final.
  6. Cierra el frasco y estás listo.

¿Un mejor horizonte para tus almuerzos de esta semana?

Sé que aquí y en Colombia fue puente y hoy es el primer día que volvemos al trabajo. Cuando escribí esto estaba echada en la cama después de dar vueltas por toda la ciudad y sin saber qué iba a traer de almuerzo ni de desayuno hoy a la oficina (seguramente, una versión de estas ensaladas…). Pero es bueno comenzar una semana, así sea una chiquita como esta, comiendo bien y con algún tipo de plan para la comida de los otros días.

Si estabas falto de ideas, o conoces a alguien que lo esté, ¿por qué no ensayar un par de ideas y compartir? También puedes ver más recetas fáciles (hay varias que puedes llevar) en el blog, e incluso desayunos ricos que puedes dejar listos desde la noche anterior para poder poner el despertador diez minutos más tarde.

Ahorita no estoy publicando tan constantemente como suelo hacerlo ni como me gustaría, entonces te invito a que te suscribas para recibir los sábados un correo con las cosas nuevas que publique (si no hay nada nuevo, no te mandaré basura). O sigue la página de facebook para estar al tanto, es igual de útil. Espero lograr retomar el ritmo en las próximas semanas, pero por ahora te dejo con estas recetas para que comas rico mientras nos vemos de nuevo.

Receta de ensalada para llevar



GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

entrada anterior
entrada siguiente

No Comments

¿Qué opinas de todo esto? ¡Comenta y comparte con todos!

A %d blogueros les gusta esto: