10 consejos prácticos y fáciles para viajes de bajo presupuesto

Consejos de viajes, Viajes
10 consejos para viajes económicos de bajo presupuesto

10 consejos para viajes económicos de bajo presupuesto

¿Decidiste hacer viajes de bajo presupuesto más bien bajo, pero que aún te alcance para moverte, comer y dormir? ¡Súper! Te tengo algunas sugerencias de cómo elegir un hotel y qué llevar “por si acaso”. Estos tips los he recogido con los años, viajando, después de experiencias malas, no tan malas y buenas. En este momento, creo que los dividiría en tres grandes grupos: el alojamiento, la comida y los transportes. Y un cuarto, que en verdad podría estar entre los otros, pero sobre el que ya escribí otro día: qué llevar. Y si nos ponemos de exigentes, un quinto: cómo viajar con amigos.

Cuando viajé por Suramérica por varios meses, luego de terminar de estudiar cocina, fue cuestión de ensayo y error. Con Pablo, mi novio de entonces, habíamos buscado antes más o menos en qué hoteles y hostales nos quedaríamos. Ir completamente a la deriva era algo que a ninguno de los dos le llamaba la atención. Eso fue antes de los smartphones y de que acceder a Internet fuera tan fácil como ahora.

Sin embargo, no reservamos todo: no sabíamos cómo iban a ser las modificaciones en el proceso del viaje y queríamos algo de flexibilidad, lo que inevitablemente resultaba en que el hotel preferido estaba lleno. O en que estábamos en una ciudad que no habíamos considerado. O, peor aún, el hotel que queríamos era un espanto o simplemente no existía. A veces sí llegábamos al que habíamos buscado con tanto juicio desde Bogotá.

Nota: algunos enlaces de esta página son afiliados y gano una pequeña comisión por compras que hagas sin que te cueste. Esto me ayuda a mantener el blog y mejorarlo cada vez más. Puedes leer la política de afiliados completa aquí.

Consejos para viajes de bajo presupuesto

10 consejos práctico y fáciles para viajes de bajo presupuesto

Pero bueno, aquí van las sugerencias para los viajes de bajo presupuesto, todas mezcladas, porque tienen que ver muchas veces unas con otras. Al final, en todo caso, se trata de pasarla rico, aprender de los errores, conocer y crecer.

1. Siempre, siempre, pide ver el cuarto antes de aceptar el trato.

Puedes ahorrarte malas sorpresas, cuartos ultrasucios, bichos, camas “dobles” que en verdad son sencillas y demás. Si no les importa mostrarte el cuarto, lo más probable es que sea porque está bien.

2. ¿Baño compartido?

Los baños compartidos no son tan graves generalmente, si llevas sandalias. De hecho, úsalas en cualquier hotel barato (y probablemente en algunos caros). Puedes ahorrarte un hongo feo.

3. ¿Qué tal cuarto compartido?

Los cuartos compartidos son algo más graves, en mi opinión: nunca sabes a quién vas a tener durmiendo arriba o abajo. Más allá de la seguridad (porque casi siempre hay casilleros), imagínate que tu compañero de cuarto ronque. Que llegue borracho a las 3:30 am. Que no se haya bañado en dos semanas y estén en la playa. Claro, también puede ser la oportunidad de conocer gente… Evalúa tu nivel de tolerancia, paciencia y sociabilidad para decidir.

4. Define lo que te gusta antes de elegir el tipo de alojamiento

Si quieres fiesta y conocer gente, busca un hostal de mochileros, de las cadenas que ya se han vuelto famosas. Si quieres dormir, busca un hotel pequeño de la ciudad en que estás. Muy probablemente va a ser más barato que el hostal de moda y hasta te ofrezcan toalla, jaboncito y algo más. Personalmente, los prefiero. El personal tiende a ser atento y amable y es menor la probabilidad de que el recepcionista esté drogado. Además, tienden a tener propietarios de la ciudad o pueblo en que estás, algo que no siempre ocurre con los hostales (menos los de moda), por lo que además le estás ayudando a la economía local… y eso siempre es bonito. Te hace un viajero más responsable.

5. ¿Día de Muertos? ¿Independencia? ¿Santo …?

Averigua con anterioridad si van a estar celebrando alguna fiesta local Para saber si necesitas reservar hotel con un par de días y no arriesgarte a dormir en una bodega de artesanías con olor a cabra, como nos pasó en Cuenca el 31 de octubre. Tal vez quieras estar en la fiesta y sea parte del motivo de tu viaje, o tal vez te sea indiferente o no te gusten las aglomeraciones y entonces puedas planear tu viaje alrededor de eso para mayor tranquilidad y más ahorro.

6. Ahorro en la comida

Para ahorrar algo en alimentación, consigue un lugar para dormir donde te dejen usar la cocina y tengas dónde guardar algo en la nevera. Haz un pequeño mercado para los días que vayas a quedarte, si es posible en una plaza local y no en un súper. Es más barato y, de nuevo, ayudas más a los locales, de paso puedes aprovechar y almorzar allá entre las recomendaciones de otras personas. Busca cosas que no conozcas y prueba algo nuevo. Pide consejos de cómo prepararlas a quienes te las vendan.

7. Come local

Las comidas más baratas tienden a ser las más típicas: busca el almuerzo del día donde estés (un corrientazo en Bogotá, una comida corrida en México) o ve a una plaza de mercado o a un puesto callejero, como los que se encuentran por todas las calles de Bangkok y México. Es mucho más probable que comas lo local, sea mucho más sabroso y ahorres más que si buscas un McDonalds o un Subway. Hasta puede que conozcas gente del lugar que te enseñe cómo se come ese plato, como me pasó con un curry en Bangkok. Para escoger el puesto, ve al que esté más lleno. Va a tener una mayor rotación la comida que se sirva, lo que se traduce en frescura, y seguro es rico.

8. Noche en bus = noche sin hotel

Para ahorrarte una noche de hotel, busca buses que sean nocturnos para hacer tus trayectos entre ciudad y ciudad. Incluso, si hay un servicio ligeramente más costoso pero con una mejor silla, tómalo: de todas formas va a ser menos que lo que gastarías en alojamiento, vas a pasar una mejor noche y vas a aprovechar el día siguiente en el nuevo destino sin estar tan adolorido. Hay algunos que te dan algo de comer, sobre todo en Perú, México, Ecuador y Chile.

9. Tu equipaje es tu bebé

Uno que parece evidente, pero no lo es tanto en el momento: nunca dejes tus cosas de valor en un carro, por más que te digan que es seguro, que le van a poner llave y tiene alarma. No importa. Si vas a llevar algo importante, cuídalo como si fuera tu hijo con neumonía. En especial, pasaporte, tarjetas, cámara, celular. Esto ya ni siquiera es para ahorrar (a menos que cuentes el gasto de volver a comprar todo), sino para que estés tranquilo en tu viaje.

10. ¡Siglo XXI! Haz backups de todo, constantemente

Haz back-up en dropbox, google drive o cualquier otra nube de todas las fotos a cada que tengas la oportunidad, sobre todo si estás en un viaje más o menos extenso. Eso era más difícil en el 2009 cuando el internet era casi siempre muy lento, pero ahora no hay excusa. No quieres que te pase como a nosotros y pierdas más de 1000 fotos porque sí.

Por último…

Por ahora, esas son las cosas que más recuerdo, porque son las que mejor pude poner en práctica, son más fáciles y útiles en viajes de bajo presupuesto. Aunque estoy más que segura de que hay muchas más que esas. Incluso, creo que varios aplican a cualquier viaje y no solo los de un presupuesto reducido o barato. Revisa blogs, foros y páginas de viajes para buscar recomendaciones y usa un libro como el Lonely Planet de Sudamérica para viajes de bajo presupuesto o un equivalente. Nosotros lo usamos muchísimo y no puedo recomendarlo lo suficiente.

En todo caso, así no tengas mucho dinero, viaja responsablemente: no le quites trabajo a la gente del lugar vendiendo artesanías en un andén, no dañes los lugares que visitas, trata de comprar directamente a las comunidades, con lo que generas un impacto positivo, aprendes más, disfrutas más y ahorras más. Tampoco pienses que por gastar el absoluto mínimo tu viaje es mejor que el de otro, evalúa los pros y contras de hacer o no alguna actividad no solo en términos monetarios, sino de experiencia. Nadie se gana una medalla por gastar poco ni por gastar mucho, solo le quedan las experiencias.

¿Qué consejo darías tú? ¿Alguna buena experiencia que quieras compartir? ¿Alguna mala?

10 consejos para viajes de bajo presupuesto


¿Ya sigues al blog en redes sociales?

¡Visita y sigue la página de Pinterest, Instagram y Facebook, y ayuda a crecer la comunidad!

GuardarGuardar

entrada anterior
entrada siguiente

2 Comments

  • Reply
    Eva
    12/11/2016 at 12:32 pm

    Hola, Hola 😀 Me encantó tu post. Escribí sobre como ahorrar en viajes si vas con más amigos https://losviajesdecarlosyeva.wordpress.com/2016/08/31/si-viajas-vete-en-bola/ Por ejemplo la economía compartida, utilizar apps como Foursquare, Airbnbn, programas de ofertas, etc. También llevar una libreta de gastos, un presupuesto y ver prioridades https://losviajesdecarlosyeva.wordpress.com/2016/08/16/como-usar-tu-tarjeta-de-credito-al-viajar/ Saludos! Tu blog es de mis favoritos 🙂

    • Reply
      adelaida1989
      12/11/2016 at 12:38 pm

      Gracias! Después los miro

    ¿Qué opinas de todo esto? ¡Comenta y comparte con todos!

    A %d blogueros les gusta esto: